Bienvenidos a nuestro apartado “Especial Entrevista de Trabajo”

V

amos a mostrarte el qué y cómo se desarrollan las entrevistas de trabajo efectuadas por los expertos del área de selección de personal; todo desde la vasta experiencia de la Psicóloga Organizacional Pamela Naranjo.

Las entrevistas de trabajo no deben porqué ser iconos de misterio, terror o desconfianza para quienes deben pasar por una para conseguir el puesto de trabajo anhelado, todo lo contrario, es saber que tienen el poder de la información para cambiar sus futuros, y que todos tenemos el mismo derecho a saber de qué trata.

Vamos e intentar entregarte los consejos más útiles que esperamos sean de toda vuestra utilidad.

Nuestros tips saldrán cada semana en nuestra cuenta de Instagram, pero aquí podrás conocer en extenso cada uno de ellos.

A saber:

Cada entrevista consta al igual que un relato, en un inicio, un desarrollo y una conclusión.

E

n el inicio es donde usualmente hacemos una conversación de cortesía, más bien “rompe hielo” piensa que es como en todas las conversaciones en donde hay un minuto que debes ir al grano, no sin antes haberte “dado vueltas” por otros temas como qué tal va el día, cómo has estado, etc. para el entrevistador es esa pequeña conversación introductoria de la que podrá extraer tu manera de expresarte, tu tipo de personalidad, tu nivel de ansiedad, tu rapidez o disposición para ponerte en el sitio de entrevistado, cuánto valoras la entrevista y cuán atinado es tu comportamiento en una primera conversación.

E

l desarrollo, aquí comienza el grueso de la entrevista, la parte “dura” en donde el entrevistador cruza la información entregada en tu currículum vitae, corrobora tus conocimientos y expertiz técnica, analiza el nivel de coherencia entre el relato hablado y lo escrito; en este momento se hacen las preguntas cliché, y van de lo general a lo particular (varía su orden), es decir, desde los estudios, hasta comentar los principales desafíos vividos en la experiencia, y así un sinnúmero de preguntas que podría realizar el entrevistador.

Nuestra experta nos comenta que muchas veces el papel aguanta mucho” y la persona podría querer mostrarse más capaz de lo que en realidad lo es, mintiendo o inflando sus conocimientos. Podría jugar en contra en algunas ocasiones.

Dependiendo del entrevistador y del nivel del puesto de trabajo o también de los requisitos del mandante, se aplican o no los test psicológicos. Estos pueden ser variados y dependerán qué habilidades, competencias y nivel de responsabilidad del puesto de trabajo tengan para que el entrevistador “recomiende o no” a la persona postulante.

Recomendamos leer nuestro artículo de los Test más utilizados en las entrevistas de trabajo.

Verás que todo en este proceso es relativo, todo depende del grado de implicación que se busque del puesto de trabajo para la organización; hay una larga brecha entre un puesto de trabajo operario de producción a uno en la alta gerencia, aunque obviamente ambos puestos de trabajo son igual de importantes.

A través de los Test psicológicos el evaluador podría obtener una información un poco más profunda acerca del tipo de personalidad del entrevistado, sus habilidades blandas (las relacionadas con sus emociones) y sus habilidades técnicas (las relacionadas con cómo utiliza sus conocimientos para sus fines o metas); recalca nuevamente nuestra experta que los test jamás serán decidores, no son un sistema de medición 100% fiable, son sólo proyectivos y un buen evaluador jamás podrá valerse sólo de los resultados de unos cuantos test para entregar recomendaciones acerca del entrevistado. Incluso en ciertas situaciones, el resultado de los test podría estar teñidos de situaciones emocionales específicas del entrevistado que le generen modificarlos, vale decir, una alta carga de estrés en el momento de la entrevista, la persona podría bloquearse y no responder de manera efectista (personas muy ansiosas, personas con baja tolerancia a situaciones evaluativas, personas que hayan sufrido algún accidente previo a la entrevista, y un largo etc.)  es tremendamente importante el criterio del evaluador, debe ser correcto y ético para comprender la situación del entrevistado; y de ser preciso, poder re agendar la entrevista si así lo considerase pertinente.

Esta etapa de la entrevista podría llegar a ser extenuante, muy demandante en lo emocional, ya que muchos postulantes acuden con altas expectativas a ella.

C

onclusión de la entrevista, obviamente es sólo una forma de comentarte cómo nuestra experta divide cada entrevista, a veces sólo a modo de llevar en orden la situación y especialmente para controlar el tiempo destinado para cada proceso.

En esta etapa final, normalmente el postulante tiene el momento de realizar preguntas más específicas del puesto de trabajo, y generalmente son las que tienen relación con el salario, los días de vacaciones, el lugar físico del trabajo; las formulaciones de estas preguntas siempre dependerán de lo que el entrevistador esté en autoridad de responder, si es un interno o un externo a la organización. Ya que en ocasiones estos procesos de reclutamiento y selección de personal son externos o tercerizados por la empresa.

Finalmente, es en esta parte que muchas veces el entrevistador comenta las fases del proceso, el nivel de rapidez con la que la empresa busca llenar la vacante y de qué forma contactan con las personas seleccionadas.

Si eres un profesional que desarrolla las entrevistas, siempre pedimos que exista empatía, y puedan entregar los resultados a los no seleccionados de forma adecuada y responsable, pues como ya lo dijimos, a veces los postulantes buscan un trabajo con altas expectativas de ser ellos los elegidos, y esperan largos procesos muchas veces sin respuesta alguna. No cuesta nada enviar tu mail con un: te damos las gracias por haber participado, lamentablemente en esta ocasión no te hemos seleccionado (sólo un ejemplo corto a modo de referencia).

TODO ES PSICOLOGIA